jueves, 25 de agosto de 2016

Las Bicicletas No Solo Son para el Verano


Por suerte, contamos con un clima bastante generoso que permite que pedalear en primavera y en otoño sea muy agradable, sin tener que hacer frente a las temperaturas más extremas. Aún estamos verano, eso hace que sea un buen momento para intentar no guardarlas ahora que se acaban las vacaciones

Y esto nos interesa especialmente para nuestros hijos, ya que los niños que van en bicicleta son niños más sanos. Además, si pedaleamos juntos todos los miembros de la familia no solo estaremos más saludables sino que también es más divertido. Y es que la bici es para todos los públicos.

 

Evitar la obesidad y el sedentarismo es crucial para la salud de nuestros hijos y la práctica de un ejercicio físico como el de la bicicleta (entre otros) nos puede ayudar a combatirlas. Está demostrado que los niños que van en bicicleta consiguen los beneficios siguientes:

  • Pedalear mejora la condición física general de las personas, especialmente en lo referido a las vías respiratorias y el sistema cardiocirculatorio.
  • Se reduce el riesgo de obesidad con la práctica de actividad física.
  • Se potencia el tono muscular de los niños, sobre todo de las piernas.
  • También la posición de la espalda mejora porque se fortalecen los músculos de la zona lumbar de la columna.
  • Ir en bici favorece una mayor resistencia a enfermedades leves como los resfriados ya que, como casi todas las actividades físicas, este ejercicio favorece el fortalecimiento del sistema de defensa del organismo.
  • Al circular en bicicleta podemos contribuir a la educación vial de nuestros hijos.
  • Las excursiones en bici estimulan los sentidos y potencian el amor y respeto por la naturaleza.
  • También disminuye el riesgo de sufrimiento psíquico, ya que la liberación de endorfinas en el cerebro ayuda a reforzar el buen humor, la autoestima, la confianza...
  • Ir en bicicleta reduce el estrés, ayuda a relajarse ya que no necesita una concentración intensa.

Es decir, pedalear es una sana costumbre que aporta muchos beneficios a los niños, de modo que hay que animarse a tener la bicicleta a punto y, por supuesto, circular con todas las medidas de seguridad necesarias, empezando por el casco y adoptar todas las precauciones para evitar accidentes.

Si no nos “motiva” el ir en bicicleta siempre podemos buscar otras alternativas, la idea es ir en la línea del ocio saludable, y si es en familia mejor que mejor.

Cigarrillos Electrónicos...¿Sin Riesgos para la Salud?

Os facilitamos el enlace del Blog Aragón Sin Humo para hacernos eco de una noticia donde explican a través de estudios, que los cigarrillos electrónicos no son tan nocivos como el tabaco, pero no por ello dejan de ser inocuos, sino que suponen un riesgo para la salud.


http://aragonsinhumo.blogspot.com.es/2016/08/cigarrillos-electronicos-y-emision-de.html

Inteligencia Emocional y Amistad

Éste corto titulado Monsterbox se desarrolla bajo el concepto de inteligencia emocional 
En él se refleja como la educación en inteligencia emocional repercute positivamente en las relaciones de amistad.



Decálogo para la "Vuelta al Cole"


Especialistas del grupo hospitalario Quirón han elaborado un decálogo para ayudar a nuestros hijos en ese proceso de adaptación:
  • Adaptarse de forma progresiva al horario escolar una o dos semanas antes del inicio del curso; establecer la hora de irse a dormir y de levantarse, porque de esta forma evitaremos que vayan cansados el primer día de clase.
  • Cumplir los horarios incluso los fines de semana.
  • Aprovechar las vacaciones para instaurar un hábito tan saludable como es el desayuno en familia, con tiempo suficiente, fomentando el diálogo y compuesto por lácteos, cereales y fruta. Un desayuno adecuado contribuye a mejorar el rendimiento físico y mental.
  • Preparar con ellos el material escolar, comprar los libros, forrarlos, preparar el uniforme o la ropa escolar, la mochila…
  • Ayudarles con el repaso de los deberes, siempre reforzándoles y elogiándoles en sus logros.
  • Hablarles de las cosas positivas que implica el inicio del nuevo curso, como encontrarse con sus amigos, conocer niños nuevos, aprender cosas, excursiones…
  • Escucharles, responder a sus preguntas, inquietudes y miedos. Darles confianza y apoyo. Para ellos es un reto y una nueva situación a la que tienen que enfrentarse.
  • Podemos realizar por las tardes actividades físicas, en vez de que estén viendo la televisión o jugando en el ordenador, como ir al parque, montar en bici, patinar… De esta forma liberan el estrés y eliminan de sus mentes las preocupaciones y miedos.
  • Acompañarles el primer día de colegio, siempre haciendo el momento de la separación corto en el tiempo. Es importante también el recogerles, siendo puntuales y mostrándonos alegres, interesándonos por todo lo que nos cuentan.
  • Evitar trasmitirles (si la hay) nuestra ansiedad, miedos y pereza a la hora de tener que volver a nuestros respectivos trabajos.
 
Fuente: 20 minutos/ salud

Decálogo para la "Vuelta al Cole"


Especialistas del grupo hospitalario Quirón han elaborado un decálogo para ayudar a nuestros hijos en ese proceso de adaptación:

  • Adaptarse de forma progresiva al horario escolar una o dos semanas antes del inicio del curso; establecer la hora de irse a dormir y de levantarse, porque de esta forma evitaremos que vayan cansados el primer día de clase.

  • Cumplir los horarios incluso los fines de semana.

  • Aprovechar las vacaciones para instaurar un hábito tan saludable como es el desayuno en familia, con tiempo suficiente, fomentando el diálogo y compuesto por lácteos, cereales y fruta. Un desayuno adecuado contribuye a mejorar el rendimiento físico y mental.

  • Preparar con ellos el material escolar, comprar los libros, forrarlos, preparar el uniforme o la ropa escolar, la mochila…

  • Ayudarles con el repaso de los deberes, siempre reforzándoles y elogiándoles en sus logros.

  • Hablarles de las cosas positivas que implica el inicio del nuevo curso, como encontrarse con sus amigos, conocer niños nuevos, aprender cosas, excursiones…

  • Escucharles, responder a sus preguntas, inquietudes y miedos. Darles confianza y apoyo. Para ellos es un reto y una nueva situación a la que tienen que enfrentarse.

  • Podemos realizar por las tardes actividades físicas, en vez de que estén viendo la televisión o jugando en el ordenador, como ir al parque, montar en bici, patinar… De esta forma liberan el estrés y eliminan de sus mentes las preocupaciones y miedos.

  • Acompañarles el primer día de colegio, siempre haciendo el momento de la separación corto en el tiempo. Es importante también el recogerles, siendo puntuales y mostrándonos alegres, interesándonos por todo lo que nos cuentan.

  • Evitar trasmitirles (si la hay) nuestra ansiedad, miedos y pereza a la hora de tener que volver a nuestros respectivos trabajos.

 
Fuente: 20 minutos/ salud